Consejos y tutoriales 

¿Cómo proteger el cuadro de su bicicleta? 

Las bicicletas, sobre todo los modelos de gama alta, son caras, pero están especialmente expuestas a los elementos, como astillas de piedra, barro y caídas. Para evitar que su marco se llene de arañazos después de un tiempo, los protectores de cuadro son un elemento barato y fácil de instalar. Algunos ya están incluidos de serie, pero no todos.

Puntos clave para proteger el cuadro: 

  • En el tubo de dirección, en la entrada del cable, que puede tocar el cuadro al girar el manillar.
  • Bajo el tubo diagonal, por las piedras que saltan de la rueda delantera.
  • La parte delantera del tubo superior, donde el manillar puede rozar o golpear el tubo si te caes.
  • Las zonas exteriores de los tirantes y las bases, que están expuestas al impacto durante una caída y a veces a la fricción del zapato.

Los protectores del cuadro a su disposición:

Perfecto para los ciclistas, o los mountainbikers que buscan una protección minimalista y discreta, el Skin Armor es una protección transparente imperceptible. El material es una película adhesiva de poliuretano, un material que no se desgarra, perfora ni despega. También tiene la ventaja de proteger contra la radiación UV y los cambios de temperatura. Es una película muy fina, lo que la hace prácticamente invisible cuando se instala correctamente. El sistema de canales utilizado evita las burbujas de aire.  Por supuesto, como también está diseñado para el ciclismo de montaña, es resistente al agua.

El Skin Armor está disponible en 3 kits de diferentes tamaños, que consisten en formas predefinidas listas para ser aplicadas a las áreas expuestas del cuadro. Estos 3 kits le ahorrarán el trabajo de corte ya que las piezas se entregan perfectamente cortadas con las formas adecuadas para cada zona del cuadro. Para los propietarios de un cuadro mate, ya está disponible el Skin Armor Matt.

 Áreas de instalación del Skin Armor L: 

Installation tips:

  1. Wash your hands.
  2. Clean the bike frame.
  3. Peel off the adhesive protection.
  4. Stick the patch to the dry frame.
  5. Rub the patch with a soft cloth to remove air.

To remove the protection, simply use the heat of a hair dryer to peel it off, then the glue residue is easily removed with a little alcohol.

El Skin Armor ha sido utilizado durante varios años por el equipo FDJ - Nouvelle Aquitaine - Futuroscope.  Lucas Fouquet, mecánico del equipo, habla de su uso:

"En cuanto las bicicletas están montadas, pegamos el Skin Armor. Protegemos las zonas del cuadro más expuestas a los impactos: bajo el tubo inferior, la vaina, detrás del plato (salto de cadena) y la zona del transpondedor. Los kits precortados son perfectos para no tener que pensar demasiado en cortar las protecciones. Muy resistente a los impactos y a los arañazos, tiene la ventaja de no dejar ningún rastro cuando se retira.

El Skin Armor Roll permite proteger el cuadro a medida.  Aconsejo limpiar/desengrasar las partes a proteger para un buen comportamiento en el tiempo".

Para aquellos que son más detallistas o tienen muchas bicicletas, el Zéfal Skin Armor Roll es una buena solución. El mismo material que hemos comentado, pero en un rollo de 15 metros y 58 mm de ancho. La gran ventaja de este formato, además de resultar más económico a la larga, es que podemos recortar las formas que queramos y hacer protectores a medida. Algo especialmente útil en cuadros de doble suspensión, donde hay mucha más variedad de formas y longitudes

Protegida por su capa invisible, su bici está ahora lista para recorrer kilómetros y kilómetros. Sin embargo, para los amantes de los terrenos rocosos y los descensos rápidos, es más seguro utilizar un material más grueso para protegerse de las rocas.